Make your own free website on Tripod.com

AVALANCHA EN JIMANI
Crecida Repentina Fulminante. Asesinas que bajan de las Sierras

Antonio Cocco Quezada
ACQ y Asociados – Meteorólogos Privados y Consultores
Presidente Capítulo de Desastres del CODIA
 

INTRODUCCION

          En la tarde del domingo 23 de mayo del 2004, llovía tímidamente en la ciudad de Jimani, la altura pluviométrica solo alcanzaba los 10 milímetros, valores normales de los aguaceros tropicales en este período de actividad convectiva, sin embargo, entre las ocho de la noche del domingo y las ocho de la mañana del lunes se acumularon más de 220 milímetros, valor extremadamente alto que nos da alguna indicación del evento hidrometeorológico que se había gestado en la parte alta de la Sierra de Bahoruco y que ya para esa hora de la mañana del lunes 24 de mayo, había producido una fulminante crecida sobre el poblado de Jimani con una gran cantidad de sedimentos, piedras y troncos de árboles y la pérdida de cientos de seres humanos, destrucción de viviendas, interrupción de los servicios básicos y de la infraestructura vial.

Dentro del ámbito técnico profesional, se tienen diferentes tipos de inundaciones y crecidas que es bueno en este momento mencionar y así unificamos los criterios. Hay dos tipos de inundación, las lentas que producen un aumento gradual de los cauces de ríos y lagos debido a las lluvias durante un período prolongado de tiempo, que es el caso de lo que ocurrido en la cuenca baja del Yaque del Sur a finales de mayo. Las inundaciones o crecidas repentinas de los arroyos se producen en cauces pocos profundos, localizados en zonas áridas. Este tipo de crecida se produce cuando aparecen lluvias intensas, convirtiendo el arroyo en un río de movimiento rápido que ocurre en un tiempo relativamente corto, en ocasiones extremas hasta menos de un minuto, causando muertes y violenta destrucción de propiedades.

Veamos otras consideraciones, de estos eventos podemos distinguir las inundaciones costeras que pueden ser generadas por tormentas tropicales y huracanes, vientos fuertes y por los tsunamis que son olas gigantescas producto de volcanes y terremotos en el fondo marino. Las inundaciones de ríos ocasionadas por lluvias intensas que llenan los cauces y los desbordan, particularmente en la época de lluvia de cada región en particular. Las inundaciones urbanas que se producen en las ciudades por la poca capacidad de los suelos para la infiltración debido a la pavimentación de calles, avenidas, parqueos y acumulación de basuras, entre otros.

Por otro lado, tenemos las avalanchas, fenómenos que se presentan en los ríos, cañadas y quebradas, por efecto inicial de un deslizamiento. Una gran cantidad de precipitación en  laderas inestables hace que el terreno aumente su peso y se deslice hacia los cauces generando presas. Por lo general, estos represamientos ocurren en las cuencas altas y es normal que los que viven en la cuenca media y baja no se enteren de lo que está sucediendo.

Las avalanchas ocurren en cualquier momento, viajan a velocidades muy altas con gran poder destructivo, transportan una gran cantidad de agua con sedimentos que incluyen rocas, arena, ramas, tierra, árboles y algunas en particular, animales, personas y casas como fuera el caso de Jimani. La posibilidad de una avalancha aumenta con el lanzamiento de desechos sólidos, basura, troncos, escombros y otros materiales a los cauces de los ríos.

Cuales son los efectos primarios y secundarios de las inundaciones, de acuerdo con las innumerables experiencias: Arrastre de sólidos, Extensas áreas cubiertas por agua, Intensa erosión, Proliferación de microorganismos,  Interrupción de vías de comunicación, Viviendas dañadas, Pérdida de vidas, Destrucción de cosechas, Depósito de lodo, arenas y grava, todos se han cumplido. Secundarias tenemos, Enfermedades transmisibles, Escasez de alimentos, Problemas de eliminación de desechos y excrementos, Contaminación del agua potable, otros.

Podemos deducir después de esta introducción que lo de Jimani fue una crecida repentina fulminante del Arroyo Blanco, seguida de avalancha generada en la cuenca del río Soliette, al fallar los represamientos, construidos probablemente por deslizamientos, obstrucciones de árboles y viviendas en su cauce y cuenca hidrográfica, un mal manejo de las cuencas de los ríos y asentamientos humanos importantes en sus cauces.

DESCRIPCION DEL AREA DE IMPACTO

La región impactada por las excesivas precipitaciones está relacionadas con un complejo sistema orografico, con terrenos muy accidentados que se elevan hasta 2700 metros de altura con grandes pendientes,  que incluye la Cadena de Montanas de La Selle que es la continuación en Haití, de la Sierra de Bahoruco de la Republica Dominicana. Las sierras y cordilleras están desforestadas en un 90% hasta la frontera donde la cobertura forestal aumenta en territorio dominicano.

Existe una gran cantidad de cauces secos en la región y áreas bajas intramontanas capaces de almacenar una enorme cantidad de agua, como es el caso de Mapou en Haití que ha tardado hasta trece meses para poderse drenar. Font Verrettes está localizada en un valle entre la cadena de montanas de la Selle y la frontera con Republica Dominicana, asentada sobre el cauce del rió Soliette y donde viven unas 45,000 personas, de acuerdo con información de Agencias Internacionales, dedicadas a las actividades agrícolas, con casas construidas en el lecho del río.

Fond Verettes no está sola también comparten la cuenca hidrográfica con otras comunidades con las mismas características, como, Dubois, Soliette, Gentilhomme, Majon, Vent Bate, Desiré, Palmaste Tampé, Boulaille, Cambrenant, Goman, Gros Chaval, Terre Froide, Gros Mat, Nan Bambou, otros, no tenemos una idea clara pero podemos estar hablando de 100,000 a 150,000 personas.

La Provincia Independencia es una de las provincias de la República Dominicana consideradas con un bajo nivel de desarrollo, a pesar de poseer particularidades naturales que podrían ser envidiadas en cualquier región del mundo, como por ejemplo, un gran lago de agua salada, reserva de la humanidad, una laguna con una flora y fauna muy particulares, el Parque Nacional de la Sierra de Bahoruco, la Reserva Científica Cristóbal, el Parque Nacional de la isla Cabritos, los bosques de la Sierra de Bahoruco en la frontera de las provincias Independencia y Pedernales y de Independencia y Haití, plataforma única para un programa de ecoturismo intenso.

La provincia tiene un área de 2006 kilómetros cuadrados, de los cuales unos 591 corresponden al municipio de Jimani, la capital de la provincia tiene una población aproximad de 8160 habitantes de acuerdo con el censo del 2002. Se encuentra en el oeste a unos cuantos kilómetros de la frontera dominico-haitiana, identificado como Mal Paso donde existe un control militar y una actividad económica importante. En línea recta desde Jimani hasta Fond Verrettes hay apenas unos 12 kilómetros de distancia, separadas por una divisoría de aguas que se comunican a través del cauce Soliette – Arroyo Blanco. Es decir, donde termina el rió Soliette comienza el Arroyo Blanco.

Como puede verse en la grafica, Jimani esta asentada en el abanico de descarga del Arroyo Blanco, hacia donde se proyectan varios canos o canales que se activan con avenidas extremas.

 

Jimani posee una estación meteorológica que a través de muchos anos ha recolectado información que nos permiten hacer algunas deducciones, pero para ello, tenemos que compararla con una estación cercana en la parte alta de la Sierra, la estación de Polo. En la tabla de valores promedios de las dos estaciones se pueden notar grandes diferencias, la precipitación media anual, es muy superior en Polo con 1287 milímetros por encima de la de Jimani, la precipitación media mensual máxima ocurre en Jimani con 137 en el mes de mayo en Polo se produce en el mes de octubre con 269 milímetros, es decir tenemos la influencia de la actividad convectiva en Jimani y en la época de actividad tropical en Polo.

Las precipitaciones máximas en 24 horas nos hablan de valores máximos de 214 milímetros en 24 horas en Jimani durante e me s de octubre y 508 en Polo en el mes de agosto, ambos durante el periodo de actividad tropical. Naturalmente esto pone de manifiesto la influencia orografica en el comportamiento de las precipitaciones y nos indica que, durante el evento hidrometeoro lógico del 23 de mayo sobre la Española, las alturas pluviométricas eran muy superiores a las registradas en la estación de Jimani, protegida en este caso en particular a la circulación de vientos que generaba el sistema meteorológico tropical.

Precipitación media mensual y anual en milímetros enteros

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

Año

Jimani

15

26

40

90

137

44

26

65

90

128

59

22

743

Polo

74

69

69

87

232

289

208

248

277

269

139

70

2030

Precipitación máxima en 24 horas por meses en milímetros enteros hasta 1995

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

Jimani

56

57

69

114

120

84

76

114

124

214

139

60

Polo

147

104

89

136

324

349

182

508

480

377

237

202

CONDICIONES METEOROLOGICAS

            Durante la semana que finalizaba el domingo 23 de mayo una amplia zona de nubosidad con actividad convectiva se había movido desde el Caribe oriental hacia la República Dominicana, esta actividad atmosférica generó precipitaciones en el centro del país, que agravó la situación en las cuencas de los ríos Yuna y Yaque del Norte, algunas de ellas se corrieron hacia el oeste, aunque no muy significativas, lo mas importante era que los modelos de pronósticos señalaban que estas podrían superar los 100 milímetros, valores importantes debido al comportamiento que habían tenido las lluvias en esas regiones.

Por otro lado una baja presión superficial que se localizaba en Centroamérica, a mediados de semana se movió al Caribe hacia el norte comenzando a generar algunas precipitaciones sobre las zonas montañosas y vertientes sur de la Cadena de La Selle y la Sierra de Bahoruco, mas tarde el fin de semana se movió hacia las costas sur de Haití, saliendo luego al atlántico sobre las costas norte de la República Dominicana, dejando fuertes lluvias y tronadas a su paso sobre la isla particularmente en el sureste de Haití y la parte occidental de las provincias Independencia y de Elías Pina donde las aguas rompieron varios puentes e incomunicaron poblaciones.   

En las imágenes de satélites, la baja presión se le consideraba con suficiente potencial para clasificarse como Disturbio Tropical, un sistema meteorológico mejor organizado, que logró durante la tarde del domingo desarrollar una línea de inestabilidad, que se manifestaba claramente en las imágenes del infrarrojo, orientada nornordeste a sursuroeste precisamente en la frontera dominico haitiana paralela a la trayectoria que seguía el centro. A lo largo de esta línea circularon las tronadas o nubes cumulonimbus que aportaron las precipitaciones finales para desencadenar la tragedia. La presencia de estas nubes era evidente por la gran cantidad de relámpagos que se registraban sobre la Sierra, de acuerdo a las versiones de los residentes en Jimani.

Otro aspecto importante en el proceso de condensación de esa gran cantidad de agua fue la componente favorable de vientos ascendentes que generó la baja presión sobre las vertientes caribeñas de las montañas que en la Cadena de La Selle culmina en un pico de 2715 metros de altura. Las precipitaciones registradas en Jimani entre el 22 y el 25 de mayo, talvez, no dan una idea de las verdaderas precipitaciones que ocurrieron en las partes altas de las Sierras, pero si resulta importante, que en lugar de los valores que se están dando para 24 horas, la tabla mas abajo nos muestra que las mayores precipitaciones registradas en Jimani, ocurrieron en 12 horas, entre las 8 de la noche del domingo y las 8 de la mañana del lunes con un valor de 227 milímetros, esto implica altas intensidades al reducirse el tiempo que puede ser menor, si continuamos las investigaciones.